Una de las tradiciones de las Fiestas Patronales de Guadalix de la Sierra es la subasta del derecho de ser el/la Mayordomo. Entre otras funciones, el Mayordomo tiene el privilegio de encabezar las procesiones religiosas y de custodiar el imágen de la Patrona. En el año 2003, el papel de Mayordomo  de 2004 fue adjudicado al único pujante, D. Ángel Luis García Yuste, alcalde del Partido Popular (PP) en el municipio. En este documento, publicado en la revista de propaganda municipal de septiembre 2005, el alcalde-mayordomo nos ofrece su visión particular de la experiencia:

SALUDA DEL MAYORDOMO
FIESTAS PATRONALES 2005

Durante el transcurso de la vida de cada uno, hay momentos por los que pasamos que son mejores y otros peores, de alegría y de tristeza, de trabajo y de descanso... yo particularmente, he tenido acontecimientos muy especiales e importantes en estos últimos años que sería incapaz de describir en estas breves líneas, -pero lo que sí os puedo asegurar es que uno de los momentos más emocionantes y que jamás olvidaré fue un 9 de septiembre de 2.004- a las 22H en la iglesia del pueblo llena de gente aplaudiendo y el himno escuchándose de fondo, cuando tuve el privilegio y honor de tener a Nuestra Sra. La Virgen del Espinar en mis propios brazos, junto a mis padres, por mi condición de mayordomo.

Ese "escalofrío" físico y espiritual que recorre tu cuerpo en ese instante es ago irrepetible que te llena de alegría y de emoción y que sin duda, a partir de ese momento, La Virgen del Espinar está presente, día a día, en mis pensamientos. Queridos Guadalixeños, sabiendo de lo que hablo y conocedores de mi experiencia, no puedo por menos desearos en estas fechas todo lo mejor, y eso no es otra cosa que animaros a mi relevo en la mayordomía, porque La Virgen del Espinar se lo merece y seguro que lo tendrá; no os preocupéis de los prejuicios o el que dirán, porque La Virgen, sabia como ninguna, no hace distinción entre jóvenes o mayores, guapos o feos, ricos o pobres, alegres o tristes... incluso no tiene compromisos con la hostelería, ni las joyerías, ni tiendas de ropa, ni determinadas instituciones, sino más bien todo lo contrarío, quiere humildad, solidaridad, compromiso, buena fe... y sobre todo, y al igual que vuestro mayordomo, lo que desea a todo el pueblo de Guadalix y visitantes, son unas FELICES FIESTAS PATRONALES.

No quería dejar pasar esta oportunidad para recordar uno de aquellos sabios mensajes los que nos obsequiaba a menudo Juan Pablo II en sus encuentros con los jóvenes, y que todos debéis tener presente para tener la conciencia más tranquila: 'jóvenes, no tengáis miedo, caminad con la verdad, que solo es una, y nada os detendrá'.

Por último, os deseo de corazón, que disfrutéis de estas fiestas patronales y que la Virgen del Espinar nos proteja.
Un cordial saludo, Ángel Luis García Yuste.