AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO

 

 

A los efectos de someter al Pleno Municipal del Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra, de acuerdo con la Ley de Bases de Régimen Local y Reglamentos que la desarrollan, el Grupo Municipal de Izquierda Unida presenta para su debate y aprobación la siguiente,

 

 

MOCIÓN

 

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

 

         El 4 de agosto de 2001, los trabajadores de Sintel, tras medio año de protesta en el corazón financiero de Madrid, el Paseo de la Castellana, desalojan el campamento que bautizaron como “La Esperanza”. Su lucha recorrió las televisiones de medio mundo y sus improvisadas casetas recibieron la visita y la solidaridad de premios Nobel, cantantes, actores, políticos, líderes sindicales y de cientos de ciudadanos anónimos de la Capital y del resto de España. La Academia del Cine y de las Artes, el pasado 1 de febrero de 2003, en la ceremonia de entrega de los Premios Goya, galardonó con un “Goya” al documental “El efecto Iguazú”, centrado en la acampada y lucha de los trabajadores y trabajadoras de Sintel.

 

         Esta compañía Líder en su sector hasta 1996, fue vendida –“regalada”, según sus trabajadores- a la familia Mas Canosa, poco antes de la llegada del PP al Gobierno, en 1996. Los nuevos propietarios provocaron su descapitalización y el posterior cierre de la empresa. Según los trabajadores, que tienen presentadas y admitidas dos querellas criminales contra Telefónica por esta operación, la venta, que también está siendo investigada por lo Fiscalía Anticorrupción, fue un fraude.

 

         El 3 de agosto, el Gobierno Central hizo llegar al Salón de Actos de CC.OO. de Madrid, donde los trabajadores de Sintel celebraban una asamblea, un sobre con tres folios, firmados por el entonces Ministro de la Presidencia, Juan José Lucas, en lo que plasmaba el acuerdo alcanzado –tras durísimas negociaciones- entre Gobierno, Telefónica y los representantes de los trabajadores. Ello daba cumplimiento a la Resolución del Congreso de los Diputados (17/04/2001) en la que se aprobada por unanimidad una Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida en la que se instaba al Gobierno Central para que abordara “con urgencia medidas y gestiones precisas para lograr una solución para la empresa Sintel”.

 

         El acuerdo recogía que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) anticiparía el pago de las once nóminas atrasadas a los trabajadores de Sintel (ex filial de Telefónica); que todos los trabajadores de Sintel tendrían la consideración legal de parados, lo que les permitiría acceder a las prestaciones por desempleo; la recolocación de entre 800 y 1000 empleados en empresas proveedoras de Telefónica y prejubilaciones para 500 de ellos.

 

         Hoy, alrededor de 1100 trabajadores de Sintel siguen en el Paro, muchos de ellos apunto de dejar de cobrar la prestación y, algunos, en una situación muy  desesperada. Lo cierto es que este conflicto no está solucionado como así lo reconoció el propio Ministro de Ciencia y Tecnología Joseph Piqué quien tras reunirse con los representantes de los trabajadores de Sintel se comprometió a realizar cuantas gestiones fueran necesarias con las partes para tratar de llegar a una solución satisfactoria.

 

         En la actualidad, la Asociación para la Colaboración con los Trabajadores de Sintel sigue agrupando a la gran mayoría de los afectados. Fuentes de este colectivo relatan casos de suicidio, problemas psicológicos de los hijos adolescentes de varios acampados, crisis de ansiedad de trabajadores...

 

         La Asociación de Trabajadores de Sintel denuncia que, en contra de lo anunciado por el Gobierno, en ningún momento existieron ofertas reales de empleo. Como mucho lo que recibieron fueron solicitudes de currículo, vía fax o teléfono, que fueron cumplimentadas por los trabajadores y que nunca recibieron respuesta. La Asociación aporta documentos que acreditan esta acusación. Entre ellos, respuestas de algunas de las empresas que, según Telefónica, ofrecieron recolocaciones, cuando sólo pedían currículos. Fuentes de las federaciones de CC.OO. que tuvieron que hacer un seguimiento de las supuestas ofertas de empleo y que se pusieron en contacto con estas empresas, declararon que en ningún caso se ofrecieron ofertas de empleo, sino simples solicitudes de información de la situación de los trabajadores de Sintel.

 

         La Asociación de Trabajadores de Sintel ha creado una sociedad anónima laboral constituyendo la empresa SINTRATEL 2002, que integra a 1100 trabajadores y está reivindicando el derecho de dicha sociedad a participar en el mercado de las telecomunicaciones presentado el proyecto a las Comunidades Autónomas, a la patronal del sector ANIEL y la Administración Central.

 

         Por todo ello el Grupo Municipal de Izquierda Unida entiende necesario proponer al Pleno del Ayuntamiento la adopción de los siguientes:

 

ACUERDOS:

 

PRIMERO.- Instar a las partes (Telefónica, Gobierno y Representantes de los Trabajadores) a cumplir los acuerdos alcanzados en su día con el fin de acabar con la precaria situación en la que se encuentran la mayoría de los trabajadores.

 

SEGUNDO.- Mostrar el apoyo de este Ayuntamiento a la Sociedad Anónima Laboral constituida, esperando que sea un instrumento válido para alcanzar la plena reinserción laboral de los trabajadores de Sintel.

 

TERCERO.- Trasladar el unánime apoyo y solidaridad de esta Corporación a la Asociación de Trabajadores de Sintel.

 

CUARTO.- Trasladar este acuerdo al Ministro de Ciencia y Tecnología don Josep Piqué.

 

 

 

 

Luisa Pérez Pin.

Portavoz del Grupo Municipal de IU

Guadalix de la Sierra a 7 de junio de 2003
Volver a Mociones
Volver a la página principal