Antena de Vodafone en la iglesia de Guadalix

Otro ejemplo de la impunidad consentida a las 'fuerzas vivas' por la 'autoridad' local


Al Sr. párroco se le ocurre la feliz idea de facilitar la instalar una antena de la empresa "Vodafone" en la iglesia del S. XVI, sin ninguna autorización oficial del Ayuntamiento, ni de las autoridades regionales de Patrimonio-Bienes de Interés Cultural, de Sanidad, de Medio Ambiente ni de Industria. Ante varios testigos ha insistido que ha recibido la autorización verbal del Sr. alcalde, y que por lo menos una parte de la corporación municipal estaba al corriente de la decisión. Varios miembros del propio gobierno del PP han pedido que Izquierda Unida tome cartas en el asunto debido a nuestra independencia de la iglesia y nuestra familiaridad con el procedimiento de las denuncias (varias de las cuales están yendo por buen camino actualmente).


Hemos respondido con una explicación didáctica, pormenorizada, de los pasos que tienen que tomar.

Les felicitamos a los ciudadanos que han tomado la iniciativa de participar en el proceso político a nivel de la calle.
Aunque en el último Pleno se acordó denegar el permiso, dudamos mucho que se lo comunique por escrito oficialmente al Sr. párroco, por lo que las cosas quedarán en un limbo legal que beneficia a los intereses del Párroco, que siempre puede agarrarse a que no tiene la negación de licencia por parte del Ayto. y, aunque la Iglesia de Roma ya ha confirmado que el Limbo no existe, en este caso no van a tener ningún problema en hacer una excepción.... al no ser que surge la oferta alternativa de una gran superficie- de estas que cobran mucho a los clientes pero que pagan sueldos auténticamente tercermundistas a sus empleados.

En un artículo sumamente curioso en la revista Rumbo Norte, el reportero intrépido explica que el párroco ha recibido "todo tipo de autorización" antes de emprender la obra..., y que "solo le faltan los permisos del Ayuntamiento, Patrimonio y Industria". Dado que éstas son las únicas autorizaciones terrenales lícitas, la única conclusión posible del artículo es que el Sr. Párroco ha recibido una carta de autorización de su creador, suponemos por la misma vía que la carta enviada por Dios al jefe de la secta Moon el 28-12-2001 (en la cual se compadece de su encarcelamiento por evasión fiscal). Estamos ansiosos de ver el matasello de ambas misivas.


Lo que más nos llama la atención de este caso es:

- la impunidad consentida a las 'fuerzas vivas' de Guadalix por la 'autoridad' local, esta vez a la vista de todos
- las fuertes divisiones en el seno del equipo del gobierno del PP, un tema de conversación en la calle pero pocas veces vista tan claramente
- la percepción de IU como el único grupo con la fuerza y la independencia suficiente para hacer pesar la ley en nuestro municipio.


Volver arriba
Volver a la página principal
Invitamos contribuciones y comentarios a estos y los demás temas municipales.
Enviarnos una carta por correo electrónico a
iu@guadalix.org
o a nuestro Concejal:
concejal@guadalix.org